Conoce MÁS

LIMPIEZA DE CAJA Y ARMIS

Fijaos en que estado llegan algunos relojes a mi estudio, en éste caso un omega speedmaster, de lo importante que es que una vez que hagamos un repaso del mecanismo, nos preocupemos por pedir una limpieza de caja y armis, y si es necesario un pulido de la misma, es algo que si el cliente no me dice nada y veo que es necesario como en éste caso, se lo hago saber una vez llega a mis manos el reloj.

  • Ésta dejadez ha derivado en una rotura de muelle del pulsador (como se aprecia en la fotografía), problema que se podía haber evitado con un poco más de cuidado. Con el paso del tiempo las partículas se incrustan en la caja actuando como un auténtico abrasivo, de ahí la rotura.

Fijaos en este caso un rolex submariner, me llegó con el bisel totalmente bloqueado, ya véis como estaba por dentro una vez desmontado, le vino muy bien un pulido de caja y armis, en la última foto estoy con la limpieza final del armis una vez pulido a doble tono . Especial atención en el pulido en éste tipo de metal al tratarse de oro amarillo, (hablaré de ello en otro post) sobre el tratamiento de metales en el pulido.

EN ESTUDIO DEL TIEMPO PONEMOS ESPECIAL ATENCIÓN EN EL CUIDADO DE CAJA Y ARMIS, para disfrutar del reloj como nuevo.

SEGUNDOS MUERTOS

Os preguntaréis que es ésto en relojería, no es fácil de ver un mecanismo que contenga éste tipo de complicación, en éste caso un H. Moser esculape, son relojes carísimos y raramente pasa uno por las manos de un relojero, cuando estoy con algún mecanismo de ésta rareza necesito tener la cabeza muy centrada, son máquinas de las que no se consiguen repuestos por lo que no me hace mucha gracia manipularla, con independencia de lo que supone para mí el poder repararla. En éste caso a parte de la limpieza del mecanismo hubo que ajustar el paso del segundero pues se atascaba. Segundos muertos también llamado dead beat en inglés o seconde morte en francés, un reloj mecánico que debería tener el paso de aguja de forma continua, la tiene a saltos, es decir se ve la aguja del segundero dar el salto de segundos como si se tratase de un segundero de un reloj de cuarzo.

EN ESTUDIO DEL TIEMPO NOS TOMAMOS MUY EN SERIO LOS RELOJES VINTAGE.

No hay un modelo especifico de sistema, existes diferentes tipos. En éste caso la función dead beat es guiada por un resorte auxiliar que mantiene la tensión del mecanismo liberándola por medio de una estrella de clavijas. Una preciosidad ver trabajar ésta máquina, en la muñeca otro tanto.

AUTÓMATA

En el siguiente post, mostraré un trabajo con ésta complicación, un autómata de un reloj suizo de bolsillo Lardet. Los autómatas son figuras añadidas al movimiento del reloj ( en éste caso un pajarillo), y que interactúan con el mismo. Si es un privilegio el poder ver un reloj con autómata, imaginaos lo que significa poder reparar uno. Éste llegó en un estado muy lamentable a mi estudio, el dueño me había comentado que el reloj se le había caído y se le paró. El reloj que ya de por sí estaba muy tocado con excepción de la caja, presentaba como consecuencia del impacto el desvío del puente de la rueda de escape, rotura de paleta de áncora, rubí inferior del puente de volante roto, desplazamiento de virola, (además presentaba otros apaños de los que prefiero no comentar) con lo que el reloj se quedó conmigo durante mucho tiempo puesto que la reparación era compleja y los ajustes complicados al tener que arrastrar el movimiento el autómata.

Fijaos en el movimiento en sí, el deterioro que presentan las platinas después de tantos años de vida, parece una reliquia, una rareza, una exquisitez para coleccionistas.

EN ESTUDIO DEL TIEMPO NOS TOMAMOS MUY EN SERIO LOS TRABAJOS COMPLEJOS .

REPARACIÓN RELOJ BOLSILLO INGLÉS

En ésta ocasión os mostraré el trabajo realizado con un reloj de bolsillo inglés de la casa H. STONE LEEDS, el reloj en cuestión adelantaba mucho y le hacía falta una buena limpieza y puesta a punto. Éste tipo de relojes tienen la particularidad de que tanto el desarmado como el montaje es mucho mas laborioso que los suizos, más delicados en cuanto a la manipulación del espiral y el posicionamiento del áncora, que difiere totalmente de un reloj convencional.

Una vez desarmado el reloj, y comprobado todos lo elementos del mismo, se necesita actuar sobre el espiral del reloj, que como os mostraré en la fotografia inferior ampliada está desviado tanto en planitud como en altura, ésta segunda me preocupa más. La corrección de un espiral es uno de los trabajos más delicados en relojería y en éste caso es el problema de que el reloj adelantase tanto la marcha, evidentemente el desvío del espiral se produjo por una inadecuada manipulación anterior. Os muestro el resultado final, fijaos la foto central ampliada como estaba, y como quedó una vez corregida en el reloj (fotos laterales).